Experiencias de un recién egresado.

Mediante el presente trabajo de investigación, se expondrán aquellos factores relevantes derivados al momento de egresar, dicha información, será planteada con base en una entrevista realizada a una Ingeniera Industrial egresada de la especialidad de Calidad. Esto con el fin de poder brindar a los estudiantes próximos a egresar experiencias, vivencias y aprendizajes reales; permitiéndoles transformar sus debilidades en fortalezas y preparándolos tanto personal, profesional y psicológicamente para la vida tanto en el ámbito como recién egresado y próximo profesionista.


En esta ocasión, el relato hablará sobre las experiencias, oportunidades y dificultades que se le presentaron a una ingeniera egresada de la carrera de ingeniería industrial con la especialidad de Calidad del Instituto Tecnológico Nacional de México Campus Hermosillo.


El ser Ingeniero Industrial tiene muchas oportunidades de crecimiento tanto personales como profesionales, ya que al ser la carrera con más oportunidades en el campo laboral te permite seleccionar la mejor opción para desempeñarse como ingeniero. Claro está, considerando tus gustos, preferencias e incluso aquel sueño de niño que tenías para cuando fueras adulto.

La ingeniera Yolanda comentó que, el egresar del Tecnológico Campus Hermosillo, te da la oportunidad de no solamente cumplir todo lo antes mencionado, sino también se te da el beneficio de posicionarte más rápido en un mejor puesto y con un mejor sueldo. Esto debido al gran prestigio que cada generación de egresados ha ido dejando en alto por su gran desempeño y compromiso que muestran en el sector industrial.


Se indica que es importante resaltar que no es fácil al momento de egresar, con base a la vivida. Menciona que las industrias piden muchos años de experiencia, la cual no se tiene al momento de egresar, además de que es complicado el demostrar de lo que somos capaces los ingenieros. A causa de que, aun teniendo los conocimientos, la presencia y el compromiso, esto no es suficiente para que se te abran muchas puertas. Quizá, en ese momento nuestros ideales y sueños se vengan abajo porque se cierren una o dos puertas.


Para enfrentar esto, la ingeniera sugiere que lo más importante es dar lo mejor de ti desde las residencias profesionales, ya que puede que sea solo una ayuda económica la que se te da. Aun si estuvieses realizando un mejor trabajo que algunos ingenieros de dicha empresa, con sueldo sumamente alto en comparación de la gratificación que se te asigne, sin embargo, es temporal y es tu momento de dar lo mejor de ti.


Según la ingeniera, debes decir que lo “sabes”, aunque la realidad sea otra. Retarte a ti mismo para cambiar el “no sé” por el “yo domino”. Un consejo que proporcionó en esta entrevista y que, personalmente, considero sumamente importante, es que no tengan miedo. Ya que, todas y cada una de las personas que ya trabajan en donde hicieron en aquellos tiempos sus residencias, entraron con mucho miedo, incertidumbre e incluso sin saber hacer lo que se requería para el puesto.

Una pregunta que quizá te hagas es el cómo quedaron en la empresa si no sabían nada de ese campo laboral, y la respuesta es que todas esas personas dejaron sus miedos atrás. Tales se concentraron en aprender cada día algo nuevo, dijeron que sí a todo aquello que no sabían y a su vez se capacitaron para obtener el dominio del mismo.


La ingeniera comentó otro consejo, considerado vital para ella, esto en referencia no con el dominio total, pero sí con un buen nivel del idioma inglés, adjuntado a todo lo antes mencionado, te abrirás puertas. Reveló que la última llave de todo, es el confiar y creer que eres un gran ingeniero y que no te falta nada para ser el mejor. Solamente es cuestión de no rendirte, no tirar todo cuando algo no sale como esperabas, nunca perder la visión de que no lo sabes todo y seguir capacitándote e invirtiendo en tu conocimiento. Básicamente en todo aquello que consideres sea un factor que te ayudará a transformar tus miedos y debilidades en aptitudes y fortalezas.


Sin más que decir, este es un mensaje de una ingeniera industrial que egresó de la generación 2016-2020 hacia un ingeniero que en poco tiempo se encontrará egresando de alguna ingeniería y preparándose para salir al mundo. A mantener el prestigio que se les dejó como legado, no tener miedo, nunca dejar de creer en ustedes y sobre todo nunca aceptar un no como respuesta; ni mucho menos aceptar que alguien menosprecie su trabajo. Recuerden, ingeniero se deriva de ingenio, por lo tanto, nosotros hacemos de lo imposible lo posible.


El mejor consejo que dio fue cuando comentó sobre disfrutar la etapa como estudiante. Ríe, haz buenos amigos, estrésate, llora, diviértete, peléate, enójate, pero sobre todo valora el conocimiento de los maestros. Aprecia mucho el esfuerzo de tus padres o tutor. Nunca, pero nunca te des por vencido, no pienses que nada te sale bien o que no debiste elegir esa carrera. Prepárate para egresar y vivir muchas experiencias, retos y satisfacciones que se te presentarán tanto en tu vida personal como laboral.


Nunca se está preparado para enfrentarte a la vida, sin embargo, cuentas con muchas herramientas para ser feliz y alcanzar todo aquello que te propongas. Sin más que decir, les deseo sean unos grandes ingenieros, felices y sobre todo que alcancen todo aquello que se propongan, los espero en poco tiempo acá afuera para decirles: vamos por un café, ingeniero.


Ahora sí colegas, la ingeniera Yolanda Ponce, les desea el mejor de los éxitos.


Vamos Venados, hagamos de lo imposible lo posible.

152 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo